“Canciones Brotadas de mi Raíz”, una forma de homenajear a la vida

luciana-jury-Canciones-Brotadas

Se entiende por qué, el primer disco solista de Luciana Jury se llama “Canciones brotadas de mi Raíz”. Porque es exactamente un puñado de piezas musicales que forman parte del aire que habita “la Jury”, como la conocen todos.

Fuente: Boletín Folklore

Hasta su apodo suena tan personal como su voz, expresiva, contundente y comprometida con cada verso. Una voz que, alejada de los cánones predeterminados de lo que debe sonar correctamente, esta cerca del espíritu de cada obra.
“Canciones brotadas…” es un disco maravilloso donde se conjugan autores clásicos: Ada Falcón y Francisco Canaro “Yo no sé que me han hecho tus ojos”, Eduardo Falú y Jaime Dávalos “Trago de sombra”, Cesar Isella y Armando Tejada Gómez “Canción de Lejos”; Violeta Parra “La mariposa”; Chango Rodríguez, “Corazón santiagueño”.

Hay también canciones inéditas o anónimas como la tonada “Ayer cuando iba a la Trilla” o el estilo “Tú eres la dulce trigueña” y algunas composiciones propias: “De a poquito quiero amarte” (de Luciana y Carlos Delgado) y “Cuando el amor se aproxima” (junto a Jorge Zuhair Jury).
Luciana Jury presentará su disco este viernes 15 de julio en el Teatro del Viejo Mercado del barrio de Abasto (Lavalle 3177, CABA) a las 23 horas.
En esta entrevista nos habla de este trabajo y de esas canciones que tienen que ver con su raíz más profunda.

El nombre del disco, alude directamente a la sensación de que las canciones son “realmente tuyas”, como elegidas muy personalmente, es así realmente?. ¿Cómo fuiste eligiendo cada una de ellas?
LJ: “Mis raíces son mis padres más todas las instancias de amor y desamor que he vivido a lo largo de este tiempo y que me han conmovido. Esas raíces tejieron y tejen un entramado muy particular (el propio), y construyen un “soy”. Yo encuentro que la voz es la que mas sabe de mí y me va contando cosas que no se cuentan con palabras, verdades que solo se revelan en una sonoridad determinada. Siento que por ahí puedo colar una energía que no fluiría de otra forma. El nombre del disco justamente alude a esto; son las canciones que acompañaron el tiempo amase de esto que soy y que brota de esta forma.”

Hija de Zuhair Jury, sobrina de Leonardo Favio, la intérprete lleva en su sangre la impronta de artista, lo que derivó primero en un interés por la locución, para definitivamente dedicarse a la música.
La producción artística del disco es de ella y Zuhair, y en los arreglos participan Carlos Moscardini, Lucas Vianco y Carlos Delgado. Participan músicos como el mencionado Moscardini en guitarras, el percusionista Rodolfo Sánchez, el acordeonista Néstor Acuña y el violinista Quique Condomí.

En este disco hay dos temas tuyos (uno con tu padre). ¿Cómo te ves en el rol de compositora?
LJ: Sí. “Cuando el amor se aproxima”: letra de Zuhair Jury y música mía. Me gusta escribir y también componer, pero no es algo que esté haciendo en el presente. Este último tiempo he estado cantando con músicos y compositores de mucho talento y contundencia creativa (Carlos Moscardini, Quique Sinesi) siento que por el momento Latinoamérica, como región de pertenencia me espera con muchas obras por descubrir… No lo sé quizá en un par de años me embarque otra vez a componer y/o a escribir…dejaré que fluya.”

¿En qué sentido venir de una familia de padre y tío artistas influye en tu trabajo, en tu estilo bien personal de interpretar, de sentir cuando cantás?
LJ: “Trato de que no influya en ningún sentido. Una manera de decir es una manera de sentir y el sentimiento es una capacidad que tenemos los humanos para desplegar lo propio y nos invita a salirnos de los moldes. Aún de los familiares. Quizá a otro le preocupe más que a mí y armará sus conclusiones…Yo lo único que sé es que cuando agarro la guitarra y canto estoy más conmigo que en cualquier otra instancia.”

¿ Hay algún autor en particular que te llegue más que otro?. ¿Alguno que te gustaría grabar próximamente o que no entró en este disco?
LJ: “En principio reconozco que son las obras anónimas o las rescatadas del acervo popular las que más curiosidad me dan…cuando atrás de una copla, una tonada o un estilo hay un pueblo, que atravesando el rigor el tiempo, sostiene la necesidad de decir algo o pegar un grito (ya sea por amor o por injusticias -una de las maneras del desamor-), la carga de la obra se magnifica, a mi criterio. Además no puedo dejar de sentir un encanto especial por la construcción poética y musical que traen de otros tiempos, estas obras. En las formas del lenguaje o regionalismos que aparecen en sus letras. O en sus distintas formas musicales que obligan a determinados rasgueos, silencios o desbordes. Son documentos que uno puede desempolvar, nutrirse y transmitir a los que vienen si quiera con algo de lo propio incrustado en ellas. Me maravilla la dinámica de estas obras en particular. No obstante debo decir, quizá no sea la forma adecuada (si hubiere alguna), que trato de no elegir las canciones por los autores en sí. A decir verdad creo que, por lo menos en este disco, todas las canciones que lo habitan, son elegidas por lo que son ellas mismas y lo que simbolizan en mí.”

Ya habías hecho un disco excelente junto a Carlos Moscardini (NOTA: “Maldita Huella”, del año 2008) y este como solista, está en la misma línea: cuál es el secreto, según tu teoría para realizar trabajos tan logrados?. ¿Esperabas tantas excelentes críticas y comentarios?
LJ: “La vida me ha dado la posibilidad de encontrarme con gente muy rica para el alma…pienso que en el mundo andamos, las humanos haciendo algún camino y que las energías que circulan por esta tierra juntan a la gente con la que uno siente que nada tiene que explicar. Es de la única forma con la que yo puedo trabajar con alguien más. Las buenas críticas son una caricia para el alma…las recibo con alegría por que a otro ha conmovido lo que en algún punto me conmovió a mi y siempre es una instancia felíz, cuando ocurre, la comunión de sentimientos.”

Sobre la presentación del disco el 15 en el Viejo Mercado, ¿qué detalles se pueden contar? Invitados, músicos que te acompañarán etc.
LJ: “Para el 15 de julio voy a estar compartiendo “sentires” Carlos Moscardini, Quique Sinesi y Carlos Delgado, entre otros. Deseando que se arme un lindo encuentro de corazones latiendo en el escenario y en el público y que seamos todos juntos un lindo y humilde homenaje a la vida.